LAS SILENCIADAS

Artículo por María Vázquez

Imagen destacada por Luis Terán García / CC BY-SA (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)

México lindo y bonito, país en el que 10 mujeres al día mueren en manos de un acto feminicida, (aproximadamente 3,650 al año), país calificado como el número 60 de 80 de los peores países y los más inseguros para una mujer según Forbes. Las mujeres en toda la extensión territorial de México viven con miedo constante dada a la situación que diariamente se tiene que vivir desde hace siglos. A pesar de los diversos movimientos que ya dan a conocer las condiciones en las que viven las mujeres, un tema silenciado es la vida de una mujer indígena. Las mujeres indígenas diariamente sufren violaciones a sus derechos y es algo que suele no escucharse.

En el artículo presentado se mencionara la formación y definición de la palabra feminicidio, ya que es crucial tener en cuenta su surgimiento y aplicación a los temas que serán mencionados posteriormente. Se hablará de la relación entre feminicidios y trata de personas que se vive en nuestro país con estadísticas y finalmente, un análisis de la información transmitida.

Empecemos con la palabra tan escuchada feminicidio. Diana Russell en 1970, fue la primera en proponer la aplicación y uso a la palabra feminicidio como “el asesinato misógino de las mujeres por mano de hombres”. Años después, la misma autora menciona que este acto siempre conlleva un mensaje con un doble sentido; “para las mujeres establece los límites que el patriarcado no está dispuesto a que sean transgredidos” y para los hombres, “puedes matarla y seguir tan campante” ya que la mayoría de los feminicidios cometidos son por venganza, poder o dominio, políticamente es considerado una consecuencia patriarcal.

Thayne Tuason / CC BY-SA (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)

Existen diferentes tipos de feminicidios, a pesar de que todos siguen manteniendo su significado; “la muerte violenta de mujeres por razones de género ya sea que tenga lugar dentro de la familia, unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal; en la comunidad, por parte de cualquier persona, o que sea perpetrada o tolerada por el Estado y sus agentes, por acción u omisión”, de acuerdo con el Modelo de Protocolo.

  • El feminicidio íntimo,  es el crimen en el que el asesinato fue a manos de un hombre con el cual se mantenía un relación amorosa, familiar, etc., suelen ser el resultado a violencia y/o maltrato en la relación. En América Latina el 40.5% de los feminicidios realizados por la pareja o ex pareja de la víctima.
  • El feminicidio sexual tiene presencia en violaciones, secuestro, prostitución o trata de personas. No se mantiene una relación víctima-agresor. Se considera la presencia de un patrón de violencia, y la protección del estado capitalista hacia el agresor y no a la víctima, ya que existe aceptación por parte de las empresas y ambiente social feminicida.
  •   Feminicidio corporativo se encuentra en ambientes o circunstancias en las que se comete el feminicidio en forma de venganza hacia cierto grupo o persona. Las victimas y agresores suelen estar involucrados en cuestiones como el crimen organizado, narcotráfico, pandillas u organizaciones de trata de mujeres para la explotación sexual y prostitución.
  • Feminicidio infantil, asesinato de niñas por parte de un familiar o dentro del círculo íntimo.

Ya mencionados los diferentes tipos de feminicidios, se hablará de la situación de las mujeres indígenas que diariamente viven, incluyendo cada uno de los feminicidios mencionados.

En.el.cielo.con.diamantes… / CC BY (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0)

Los feminicidios, delitos sexuales, la violencia familiar y la violencia de género han aumentado un 40.3% de acuerdo con el más reciente reporte presentado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SENSP), contrariando los intereses de Andrés Manuel López Obrador, quién sigue sin especificar las acciones directas que se llevarán a cabo desde su gobierno para disminuir o prevenir el delito.

Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública revelaron que 2,240 mujeres fueron asesinadas, durante los primeros siete meses del año, en México: la cantidad representa un aumento de 3.1% en comparación con el mismo periodo de 2019.

Las denuncias presentadas en México por violencia de género contra mujeres, niñas, niños y adolescentes muestran unincremento de 81% a comparación con el 2019. 

Como se vio anteriormente, el feminicidio no siempre se da en una relación amorosa o en las calles, un 60% de los feminicidios que ocurren diariamente están estrechamente relacionados con el crimen organizado. Personas indígenas, incluyendo niños, no solo mujeres sufren las consecuencias del crimen organizado, narcotráfico, y tráfico de personas. Alrededor de 30,000 niñxs y adolescentes están involucrados y trabajan en actividades del crimen organizado y narcotráfico según la CNDH.

Lamentablemente, todos los Estados de México son puntos de enganche para la trata de personas y la venta a Estados Unidos, Canadá o dentro del país, los puntos “fáciles” para las personas “reclutadoras” son personas indígenas y migrantes con la esperanza de tener una mejor vida al pasar la frontera México-Estados Unidos esto lleva a aceptar tratos y trabajos miserables con falta de ética y violación a los derechos humanos. En algunos estados como Veracruz, San Luis Potosí e Hidalgo, secuestran a mujeres, niñas, mujeres embarazadas provenientes de las huastecas para trabajos de servidumbre, explotación sexual (45 de cada 100 niñas secuestradas para trabajos de explotación sexual son indígenas según la CNDH), servicio doméstico, etc.

Diego Ramírez Gutierrez / CC BY-SA (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)

En estados  del sur de país, el trabajo agrícola y campesino predomina en comunidades indígenas para la exportación de los productos que se generan en esta zona, pero a la vez, en las capitales donde el turismo predomina, el trabajo forzado y la servidumbre es normalizada y silenciada, ya que se ocultan los casos de violación a los derechos de los trabajadores indígenas que en su mayoría las mujeres son vendidas o “contratadas” para trabajo doméstico, venta de artesanías en zonas turísticas, trabajo sexual y prostitución para turistas o la venta a otros estados. Dada la falta de educación, salud, oportunidades de trabajo y posibilidades de tener información sobre su valor como personas y derechos humanos, los indígenas provenientes de esta zona del país consideran estos tratos míseros como parte de la cultura y son “cosas que uno tiene que vivir”. En Yucatán se acostumbra el matrimonio servil y/o forzado, organizado por los padres o padrotes de las mujeres. El alcoholismo y el consumo de sustancias ilícitas también afectan a este sector de mujeres y niñas, ya que se utilizan como “intercambio” para obtener los productos mencionados anteriormente. A estas mujeres no necesariamente las involucra un agente externo, como fue mencionado, los propios padres, madres, hermanos, conocidos, etc., las pueden vender con la excusa o la falsa esperanza de mejorar su situación.

La falta de determinación por parte de la fiscalía y el estado, las mujeres y niñas indígenas se les dificulta e imposibilita la opción de levantar demandas o exigir protección ya que muchas de estas hablan su propia lengua y no hay manera de traducir o entenderles, alega la abogada en defensores legales Daniela Meléndez, sin mencionar el poco conocimiento sobre sus derechos o la discriminación que día con día tienen que sobrellevar, que claro, ellas sufren más discriminación que cualquier mujer mexicana por ser mujeres, indígenas y pobres, ya que en pleno 2020 se sigue considerando menos dignas por ser quienes son.

Podemos concluir que una mujer o niña indígena a lo largo de su vida está expuesta a no solo vivir bajo un régimen discriminatorio y patriarcal por ser quienes son y nacer donde nacieron, también se vive con grandes posibilidades de ser víctimas de la trata de personas y ser forzadas por sus condiciones a hacer trabajos ilícitos como prostitución, esclavitud, matrimonio servil, etc., que las  pueden llevar a acabar en manos de un acto feminicida de cualquier tipo, ya que dentro de todo lo que se ha mencionado podemos encontrar feminicidios de todo tipo; a niñas, por venganza y demostrar poder, o en manos de un familiar o pareja.

Es de suma importancia considerar a las mujeres silenciadas cuando se habla de feminicidios y violaciones a la dignidad y derechos y no olvidarse de lo que tienen que vivir día con día, también luchar por aquellas que no pueden y no dejarlas seguir siendo silenciadas.

REFERENCIAS:

http://www.iade.org.ar/noticias/que-es-generocidio

https://lasillarota.com/lacaderadeeva/feminicidios-de-indigenas-las-muertes-silenciadas-violencia-genero-feminicidios-indigenas/312887

www.gob.mx/inpi/es/articulos/mujeres-indigenas-datos-estadisticos-en-el-mexico-actual?idiom=es 

https://www.eleconomista.com.mx/politica/Mexico-sin-cifras-precisas-sobre-trata-20170730-0073.html

https://www.infobae.com/america/mexico/2019/05/30/feminicidio-en-cifras-rojas-en-mexico-asesinan-diariamente-a-nueve-mujeres/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s